COMPARTIR

Todos sabemos que el mejor amigo del hombre es el perro. Pero no sabemos cómo esta relación tan importante surgió.

Alpha nos lleva a los momentos después de una expedición de caza de bisontes hace 20,000 años en Europa durante el Paleolítico superior. Keda, un hombre joven lucha contra los elementos para encontrar el camino a casa, en el trayecto desarrolla una amistad con un lobo llamado Alpha. Esto forja el primer vínculo tentativo entre el hombre y el perro.

Una de las cosas espectaculares de este largometraje de Allan Hughes, uno de los directores de The Book of Eli, es la cinematografía. Durante diferentes momentos se tendrá una breve transición de escena en escena con una toma realmente hermosa, cual está digna a que sea utillizada cómo fondo en la laptop o computadora. De igual manera muchos momentos son perfectos para compartirlos en imágenes.


El elenco consiste Kodi Smit-McPhee como Keda, Leonor Varela interpreta a una chamán, Jens Hultén interpreta a Xi, Jóhannes Haukur Jóhannesson interpreta a Tau padre de Keda y Chuck interpreta a Alpha.

Las interacciones de Keda con Tau fueron adorable, pero no tan adorable como las interacciones con Alpha. Y es fácil decir esto por qué es más fácil manipular emociones con animales que con personas.

La trama de este filme es bastante debido a que no hay mucho en ella. La historia toca el tema de tratar de mostrar valentía, confianza y el deseo de sobrevivir. Me tomó por sorpresa la decisión que utilizaran otro lenguaje en vez de un inglés totalmente distinto al que conocemos ahora.

Alpha es un filme que para ser casi dos horas, se mueve bastante rápida. Sin embargo esta experiencia no es una memorable, lo que garantiza al escapar del calor veraniego aunque sea por unos momentos sea una experiencia bastante agradable. No hay duda que estamos agradecido de la relación que tenemos con nuestras amigos caninos.