COMPARTIR

Queen es una de las bandas más legendarias en el mundo del rock. Y su impacto en la cultura popular sigue siendo visto hoy día. Ahora vamos a conocer la historia de su grupo, principalmente la del legendario cantante Freddie Mercury.

Titulada Bohemian Rhapsody, la película nos trae los orígenes de la banda, la historia detrás de algunas de sus canciones más populares y la presentación más importante del grupo, Live Aid en el 1985.

Dos de las razones por cuál debes ver esta película en la sala con la mejor calidad de audio posible es para ver al grupo tocando todas las canciones que conocemos y Rami Malek robandose el show en su interpretación cómo Mercury.

Aunque estamos escuchando a la banda original tocando, no podrás evitar cantar, aunque sea en un volumen bastante bajo, Killer Queen, Another Bites the Dust, We Are The Champions, Don’t Stop Me Now y otras canciones. Uno siente la energía de cada canción de principio a fin. Mientras que en las presentaciones Rami Malek toma el espíritu de Mercury de una forma realmente brillante. Sin duda muchos van a conocerlo y estarán impresionado con su trabajo.

Aparte de Malik, el elenco consiste de Lucy Boynton, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Aidan Gillen, Tom Hollander y Mike Myers. Todos ellos realizaron un trabajo bastante majestuoso. Lee, Hardy, Mazzello y Malik tuvieron buena química como integrantes de la legendaria banda de rock, y en ocasiones parecían como ellos.

Una de las cosas que me tomó de sorpresa fue el ritmo de la trama, haciendo que todo se sintiera cómo coincidencias en múltiples ocasiones. Haciendo que muchos de estos momentos se vieran cómo trillado.

Los fanáticos con mucho conocimiento de la banda no van un poco irritados por las decisiones que tomaron a la hora de contar muchas de las historias que presentaron. Una de estas que presenta a la banda rejuntarse para el concierto Live Aid, algo que simplemente no ocurrió. También presentan a Mercury como si fuese extravagante fuera de la tarima igual a cuándo está en ella, pero muchas personas que lo conocieron han dicho que él era todo lo opuesto.

En una entrevista  Brian May, el guitarrista de la banda y uno de los dos integrantes restantes de la banda, dijo: “esto es una pintura, no una fotografía.” Lo que es el resumen perfecto de la película. Captura los momentos más grande la banda, pero no lo hace con mucha fidelidad. Pero al fin del día uno la va pasar bien al cantar en voz baja las legendarias canciones. Y va salir bastante contento por la energía que ellos transmitirán por casi 15 minutos en uno de los momentos más memorables en la historia de la banda.