COMPARTIR

La serie de Rocky está de vuelta con una de las revancha más esperada en la franquicia, Creed vs Drago.

Creed 2 nos trae tres años luego de los eventos de la película del 2015, ahora como campeón, la vida Adonis Creed se vuelve más complicada varios problemas. Esto es gracias a el regreso de Ivan Drago y su hijo, quien lo retara por su campeonato. Ahora los fantasmas del pasado de la pelea de los padres de ambos boxeadores va estar dándole un giro más serio a la rivalidad y pelea.

Los fanáticos de está franquicia van quedar muy complacido con esta nueva entrega en la serie debido a que trae los mismos elementos emocionales de la primera que hará a su audiencia sentir cada fuerte golpe o los problema que Creed y sus cercanos tengan. Pero van quedar más sorprendido por la trama de los Drago, ya que está es definitivamente la más intrigante de toda la película.

Las peleas de boxeo, aunque son pocas en esta ocasión, siguen siendo una de las mejores parte de esta serie. Y a diferencia de las otras dos películas de Rocky/Creed vemos que hacen dos cosas por primera vez, ambas que tienen un peso emocional no visto en la franquicia. También tenemos el proceso de recuperación presentado de una forma más intensa y real.

Tenemos el regreso de Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Wood Harris, Phylicia Rashad, Dolph Lundgren y otros rostros familiares. Todos hacen un buen trabajo con las historias dadas a sus personajes, pero quien me sorprendió fue Florian Munteanu, quien interpreta a Viktor Drago, al contar con una presencia bastante grande y demostrar bastante carisma con lo poco que le dieron de diálogo.

Ante la falta de Ryan Coogler, Steven Caple, Jr.hizo un buen trabajo en la silla del director. Pero me hubiera gustado ver como hubiera sido este proyecto bajo la dirección de Coogler.

Con la nueva pelea de Drago contra Creed, esperaba ver una trama bastante similar a la Rocky 4. Pero con ciertos momentos alusivos a la película, esta hace lo suficiente para encontrar su voz y dejar su marca dentro de la serie. Está podría sentirse cómo el fin definitivo del capítulo de Rocky, aunque resolvieron un leve problema dejado en la pasada película. Espero que la eventual tercera película sea algo totalmente distinto y nuevo dentro de la franquicia.