COMPARTIR

Destiny era uno de los videojuegos que más esperaban los jugadores en el 2014 y con el pasar del tiempo, la popularidad disminuyó por la falta de contenido. Ahora, luego de dos años de su lanzamiento y dejando atrás a las consolas PlayStation 3 y Xbox 360, Bungie ha deleitado a los jugadores de PS4 y Xbox One con Rise of Iron, la segunda gran expansión del videojuego que añade una gran cantidad de contenido al videojuego.

Si con The Taken King, Bungie añadió un sin número de cosas, Rise of Iron hace lo mismo pero esta vez con un poco menos de contenido, el cual aumentará tus ganas de volver a jugar al videojuego.

Increíble campaña con nuevos enemigos

destiny_20161011183514

Rise of Iron nos presenta una increíble campaña donde se cuenta la historia de unos guerreros que defendían la humanidad de todo tipo de peligro. Estos guerreros fueron derrotados y solo sobrevivió Lord Saladin, otro Guardián que nos pide ayuda para poder retomar la guerra contra los enemigos, lo que nos llevará a ver a la nueva amenaza llamada Splicers.

Lamentablemente, la expansión no hace sentir la sensación de novedad, pues a pesar de que la campaña esta muy bien elaborada y es muy épica, la misma se puede terminar en unas dos horas y nos dejará deseando más contenido para una expansión que tardó un año en llegar.

Nuevo espacio social para conocer más Guardianes

destiny_20161011182958

Además de la campaña, se añade un nuevo espacio social lleno de nieve y de lobos, lobos que simplemente están para “adornar” el área, pues no se pueden tener como acompañante, ni interactuar con ellos.

Pero el espacio social no lo es todo, pues también se añade a la Tierra un lugar llamado The Plaguelands, donde iremos a hacer misiones de patrullaje. Por otra parte, la nueva expansión también añade nuevas misiones para patrullaje, lo cual expande la variedad a la hora de realizar nuestras misiones diarias de patrullaje.

Entre el nuevo contenido que ofrece Rise of Iron para el Crucible se encuentran cuatro nuevos mapas multijugador, los cuales están muy bien diseñados, y un nuevo modo de juego llamado Supremacy, el cual es muy similar a Kill Confirmed de Call of Duty. Y, por supuesto, también se añaden las partidas personalizadas, la cual abre la oportunidad de que Destiny entre a los eSports.

Nuevos Strikes y nuevo raid

destiny_20161008130936

Para los que disfrutan del contenido casual, también se añade una gran cantidad de ‘quest’ para obtener distintas recompensas, nuevos strikes (asaltos) y la raid llamada Warth of the Machine.

Con esta expansión el nivel de luz aumentará a 385 y tan pronto llegue la modalidad difícil de la nueva raid, el máximo de luz será de 400. Por lo que debemos completar las misiones y strikes para así conseguir las nuevas armaduras y armas que nos facilitarán aumentar nuestro nivel de luz.

También se añaden 8 nuevos tipos de artefactos que representan a los Señores de Hierro. Además, se añaden ornamentos, los cuales podrás añadir a algunas armas y armaduras.

Veredicto

destiny_20161011183038

Volver a jugar Destiny -luego de dejarlo tan pronto completé The Taken King hace un años atrás- para esta nueva expansión ha sido una experiencia asombrosa, pues la campaña es muy impresionante, al igual que el nuevo espacio social y localizaciones. Lamentablemente, se siente que Rise of Iron no incluye una gran cantidad de contenido como sucedió con The Taken King, pero aún así nos mantendrá ocupado por una gran cantidad de horas.

Con las mejoras que se han implementado con la expansión, hace que el videojuego sea uno más divertido, el cual valdrá la pena volver a instalar para superar los retos. Además, luego de completar la campaña, “quests” y seguir repitiendo los mismos contratos, el videojuego se comenzará a volver uno aburrido, en especial si no tienes amigos con quien jugarlo.

Rise of Iron quizás no es la expansión que muchos pensamos, pero si es muy divertida, entretenida, y más si deseas llegar al máximo nivel de luz. En fin, la nueva expansión recibe una puntuación de 3.5 sobre 5, lo cual lo convierte en un LIKE.

El análisis fue realizado gracias a un código de PlayStation 4 que nos brindó Activision.