COMPARTIR

Ubisoft vuelve a apostar en grande con una nueva IP llamada For Honor, un videojuego original que apuesta por intensos combates entre vikingos, samuráis y caballeros.

Al igual que Steep, For Honor fue una arriesgada propuesta de Ubisoft en la actual generación de consolas, un título con nuevos conceptos que nos llevará hacía una nueva dirección en la industria de los videojuegos.

¿Vikingos, Samuráis o Caballeros? ¡Tú eliges!

Tal vez se siente un videojuego muy extraño cuando comienzas a jugar al videojuego, pues ya la mayoría de jugadores está acostumbrado a combates en línea de género shooters y no de corte medieval centrado en batallas y duelos con armas cuerpo a cuerpo. A medida que pasan los minutos, te sentirás como un guerrero de la época medieval, pues la intensidad de los enfrentamientos son llenos de mucha adrenalina y sentirás que es un título muy interesante que te dará largas horas de entretenimiento.

A pesar de ser un videojuego centrado en el modo multijugador, For Honor contiene una campaña que no es nada más que un complemento que te enseñará a jugar al multijugador. Las escenas de vídeo de la campaña están bien diseñadas y el doblaje de voz en nuestro idioma español latinoamericano es increíble, pero llegará el momento en el que te vas a aburrir, pues las misiones no son nada más que ir a derrotar varios enemigos y luego enfrentarnos a un poderoso guerrero.

La campaña está dividida en tres partes, comenzando con la historia de los caballeros. Luego de completar seis misiones, pasaremos a la campaña de los vikingos y tras completarla podremos jugar la campaña de los samuráis. En cada nivel, encontrarás algunos objetos coleccionables que debes conseguir para desbloquear algunos accesorios para tu personaje.

A medida que acabes con los enemigos, obtendrás puntos de experiencia que te permiten subir de nivel para así acceder a mejoras para tu personaje. Lamentablemente, estas mejoras solo serán para la campaña, por lo que no afectarán para nada el modo multijugador.

Modo multijugador sangriento y lleno de adrenalina

Dicho esto, hablaremos del modo multijugador, modo que me resultó muy completo e interesante en esta nueva propuesta de Ubisoft. Este modo nos permite controlar hasta 12 héroes (cuatro héroes por facción: vikingos, samuráis y caballeros.

Los personajes están divididos en cuatro roles distintos:

  • Vanguardia (guardianes, kensei e invasores) – Son guerreros equilibrados que no son ni muy lentos ni rápidos y golpean muy fuerte a los enemigos.
  • Pesados (conquistadores, shugoki y valquiria) – Son muy lentos, pero poseen poderosos ataques y mucha defensa.
  • Asesinos (pacificadores, bersérker y orochi) – Son muy veloces en movimiento y en número de ataques, estos pueden esquivar muy fácilmente.
  • Híbridos (justicieros, nobushi y valquirias) – Utilizan técnicas más complejas de dominar y causan efectos como sangrado, que van restando la salud de tu oponente y hacen que afecte más nuestros ataques al enemigo.

Cada personaje se comporta de una forma distinta en los combates y se adaptará a tu estilo de juego. Además de eso, los mismos cuentan con sus propias habilidades y combos que nos ampliará la estrategia para acabar con nuestros enemigos en combate.

Épico combate lleno de acción

Hablando de combate, los controles son lo más complicado de entender al principio, pues en For Honor existen tres direcciones distintas que nos permiten atacar o cubrir. Es decir, tenemos un triángulo que se podrá elegir entre izquierda, derecha o arriba, algo que se combina con dos tipos de ataques básicos: flojo y fuerte. A eso se le añade la posibilidad de poder romper la defensa enemiga para sorprender al enemigo y darle muerte, lo que puede resultar en satisfacción o frustración si el enemigo es quien rompe tu defensa.

En el combate tenemos que estar muy pendiente de nuestros reflejos, pues en ocasiones llegará un segundo enemigo a atacarnos y si no sabemos pelear, seremos un blanco muy fácil. Además, en el mapa se encuentran distintas bonificaciones que nos ayudará en el combate, entre las bonificaciones se encuentra el potenciar nuestros ataques, regenerar nuestra salud, entre otras. Tampoco podemos dejar pasar por alto el medidor de energía que se consume a medida que atacamos o esquivamos, y si no lo sabes utilizar bien, terminarás derrotado en cuestión de segundos.

La sensación de combate que emite el título es impresionante, pues a pesar de que parece un videojuego hack and slash, es más bien un título de peleas, donde a la vez que perfeccionemos el sistema de combate, nuestra adrenalina incrementará a la hora de enfrentarnos con un rival. En muchas ocasiones estos combates resultan frustrantes, pues si peleas cerca de un precipicio, el enemigo puede romper tu defensa y empujarte para que caigas por el precipicio, resultando en una derrota muy frustrante.

El contenido que ofrece el multijugador es más que justo, pues encontramos 5 modos de juego que son variados y además de poder jugarlos contra la inteligencia artificial, lo cual es lo más recomendado para los jugadores principiantes. Eso sí, no te debes confiar, porque a pesar de ser computadora, pueden sorprenderte y dar más dolor de cabeza que los jugadores reales.

Amplia variedad de modos de juego

Los modos de juegos son los duelos uno contra uno, dos contra dos y cuatro contra cuatro al mejor de cinco rondas. Otro de los modos es eliminación de muerte por equipos de cuatro contra cuatro jugadores, donde el primer equipo en llegar a los 1,000 puntos será el victorioso. El último modo de juego es Dominio, donde dos equipos de cuatro jugadores deben controlar distintas zonas en el mapa y llegar a 1,000 puntos para ser victoriosos.

Dominio nos recordará a los videojuegos MOBA, pues tenemos nuestra base principal y encontraremos minions que debemos derrotar para ayudar a los nuestros a conquistar el lugar. Luego de sumar los 1,000 puntos, el equipo que tiene menos puntuación no podrá reaparecer, por lo que al acabar con los jugadores, ya no podrán volver a la partida.

En mi experiencia con el título, Dominio es el modo que menos disfruto, pues la partida tiende a durar bastante tiempo y aveces la conexión tiende a perderse, por lo que si ya estás terminando la partida y pierdes la conexión, no tendrás nada de la experiencia obtenida.

El modo que más disfruto es combate a muerte por equipos, pues tiene dos variantes, el modo clásico de duelo por equipos y otro que es un duelo, donde el jugador que acabe con su rival podrá ir a dar soporte a su equipo ayudándolo en su combate.

Gran cantidad de contenido para la guerra

La personalización de los personajes es muy completa y a medida que completemos las partidas podremos obtener algún accesorio para el personaje. Esos accesorios de equipo afectan a los stats del personaje, al igual que la apariencia. No obstante, podemos personalizar nuestro personaje de forma estética, con colores y estilos únicos que nos diferenciarán en el campo de batalla.

Otra forma de obtener objetos para el personaje es subiendo de nivel: al completar la partida adquirimos experiencia y podremos llegar a un máximo nivel de 20 por personaje; luego de eso puedes dar prestigio y volver a prestigio 1, nivel 1 hasta alcanzar el máximo de nivel 30 de prestigio.

Para desbloquear a todos los personajes, necesitaremos una cantidad de 500 de acero, moneda principal del título. Con esta moneda también se puede comprar aspectos y potenciadores de experiencia, siendo muy similar a Rainbow Six Siege, donde no necesitas invertir dinero en microtransacciones para desbloquear todo el contenido.

Un detalle interesante es la cantidad de mapas inicial del videojuego, pues cuenta con 12 escenarios distintos que poseen variantes dependiendo los modos de juego. Por otra parte, se añade una guerra global entre facciones donde nos obligarán a unirnos a los vikingos, samuráis o caballeros para así intentar salir victoriosos al final de cada temporada.

La música no tiene mucha presencia en el videojuego, pero los temas que tiene For Honor son igual de épicos que los combates que vivimos en el título. No obstante, los sonidos de las armas son increíbles, en especial el sonido de las armas, el cual es muy gratificante escuchar cuando nuestra espada choca con la del rival.

No todo es perfecto, pero si no te acostumbras al sistema de combate, entonces el videojuego no será para nada de tu agrado, siendo una de las debilidades del videojuego, pues For Honor depende de ese sistema de combate. Otro de los fallos es no tener servidores dedicados, por lo que si el host se desconecta, todos los jugadores perderán la conexión a la partida.

Veredicto

For Honor seguirá el mismo modelo exitoso de Rainbow Six Siege, por lo que todos los mapas y modos de juego que se lancen serán gratuitos, mientras que los personajes se desbloquean jugando o con dinero real, por lo que no tener que pagar más dinero para tener todo el contenido futuro es más que excelente.

No es un videojuego excelente, pero es algo nuevo, original y diferente, que es justo lo que necesita la industria de los videojuegos. El modo multijugador ha sido muy gratificante y veo mucho futuro para el título tanto por el contenido que recibirá en el futuro, así como para futuras ligas de eSports que podrían surgir.

Lamentablemente, la falta de servidores dedicados hace que la experiencia no sea la deseada del videojuego y la campaña deja mucho que desear y es un simple complemento para el videojuego. Si quieres disfrutar de un videojuego completamente nuevo y les atrae su propuesta, tienen un gran título para poder jugar por horas. Eso sí, si no te agrada el sistema de ataque y cobertura y estás más acostumbrado a los shooters, el videojuego no será de tu agrado y no recomiendo comprarlo al precio de salida.

For Honor recibe una puntuación de 4 sobre 5, lo cual lo convierte en un LIKE.

El análisis fue creado gracias a un código de descarga que nos envió Ubisoft para Xbox One.

Reseña
For Honor
COMPARTIR
Artículo anteriorLogan tendrá escena post-crédito
Artículo siguienteLogan cierra en grande en el nuevo filme