COMPARTIR

El concepto de enfrentar solamente jefes en videojuegos no es exactamente una idea nueva, como le pueden decir los creadores de Shadow of the Colossus. Sin embargo, Furi – un videojuego hecho por The Game Bakers – trae ese concepto de una manera interesante que puede resultar hasta divertida.

Buscando la verdad entre un prisionero solitario y su prisión

La historia comienza con un personaje que está encerrado en una extraña prisión compuesta por lo que parece ser varios mundos diferentes de primera vista. No se sabe la identidad de dicho personaje ni los motivos que lo ponen en esa situación.

Lo único que se hace claro desde el principio es que hay que salir de dicha prisión. Para lograr ese objetivo, hay que derrotar a los guardianes de cada ‘mundo’.

Aunque la historia en general no provoca tanto interés, se revelan detalles de otros personajes que tienen sus propias personalidades que sí podrían causar interés hasta cierto punto.

Jugabilidad que integra acción con estrategia a la vez

El punto fuerte de Furi es su jugabilidad, ya que consiste en combatir contra enemigos que normalmente son considerados como jefes en peleas de uno contra uno.

Para lograr eso, el sistema de combate tiene elementos que deben ser considerados todo el tiempo y son los siguientes:

  • Katana – El protagonista del título tendrá una katana que habiilita ataques (tanto ataques normales como ataques que pueden ser cargados para maximizar daño) y bloquear ataques con precisión, esto último siendo imprescindible para continuar jugando.
  • Pistola – Además de la katana, el protagonista tendrá una pistola que dispara muchas esferas de energía y que puede ser cargada para disparar una esfera de energía más poderosa que puede hasta paralizar los enemigos en ocasiones.
  • Habilidad de esquivar ataques – Habrán veces que los ataques de los enemigos tienen que ser evitados a toda costa, por la cual el protagonista contará con la habilidad de esquivar que puede ser cargada para aumentar la distancia recorrida mientras se evitan los ataques.

Eso es todo lo que se necesita para jugar, ya que no hay otras maneras de combatir contra estos enemigos.

Lo que hay que hacer una vez se aprenden esos conceptos de pelea es lo siguiente: cada combate contra un enemigo particular puede ser ganado si el protagonista logra bajar cada barra de vida que tiene dicho enemigo.

NOTA: El número de barras a bajar es diferente para cada enemigo.

Sin embargo, el protagonista siempre contará con tres barras de vida; si un enemigo logra bajar todas esas barras, el combate empieza de nuevo desde el principio sin oportunidad de empezar desde cierto punto.

Eso significa que hay que aplicar cierto nivel de estrategia para asegurar de que el personaje no pierda sus barras de vida mientras se eliminan los de los enemigos poco a poco.

El proceso de poder bajar una barra de vida del enemigo consiste en dos partes:

  • Combate amplio – En esta parte de combate, se puede usar cada elemento de combate disponible (katana, pistola y esquivar ataques) para combatir el enemigo en cuestión y redicur su barra de vida hacia la mitad.
  • Combate enfocado – En esta parte de combate, solo se puede usar la katana y el esquivar ataques para combatir el enemigo en cuestión en un área enfocada en ambos personajes (en otras palabras, la pistola no se puede usar). Es en esa parte que se termina de eliminar la barra de vida del enemigo.

Este proceso se repite una y otra vez hasta que el protagonista o el enemigo pierda todas sus barras de vida.

Todo lo mencionado anteriormente puede ser jugado en varios niveles de dificuiltad como Promenade (modo fácil sin acceso a trofeos o logros), Furi (modo normal) y Furier (modo más difícil que logra acceso a un modo Speedrun una vez es completado).

Aplicando elementos que apelan a la nostalgia y más

Aunque la jugabilidad es lo principal, no es lo único que Furi tiene como atractivo, ya que cuenta con varias cosas que lo hacen de la manera en que es que pueden ser atractivos para diferentes personas.

Por ejemplo, los personajes fueron diseñados por Takashi Okazaki, el creador de la serie Afro Samurai. De hecho, el personaje principal del videojuego puede provocar una comparación con el personaje principal de esa serie.

Otra cosa a considerar es que una banda sonora del género de electrónica que es basada en creaciones de bandas como Carpenter Brut, Danger, The Toxic Avenger y otros más. Para escuchar dicha banda sonora, hay que presionar este enlace.

Cuenta también con una tienda digital que vende cosas físicas como camisas, afiches (posters) y más. Para ver lo que offece, hay que presionar este enlace.

Un videojuego de acción que vale la pena después del esfuerzo

Aunque parezca ser un videojuego del género hack-and-slash por todo lo que se puede hacer, la realidad es que se siente que es más sobre estrategia que cualquier otra cosa. Y esto se debe a que Furi pone a prueba cosas como habilidad de adaptarse a situaciones, reflejos y sobre todo paciencia para poder hacer las cosas como deben ser.

Habiendo dicho esto, a veces se puede sentir como si se estuviera jugando Dark Souls o algún otro título que requiera mucha paciencia y estrategia para pasar el mismo. Sin embargo, el factor de reto que tiene este tipo de videojuego está presente en este título, por la cual puede atraer esos jugadores que siempre buscan un reto a superar.

Lo que lo hace atractivo para otros tipos de jugadores es el hecho de que los personajes fueron hechos por el creador de la serie Afro Samurai y el que exista un nivel más fácil para aprender las reglas del videojuego, aunque eso resulte en no poder lograr trofeos (PlayStation 4) o logros (Xbox One).

Furi puede durar un periodo relativamente corto de entre 2 y 4 horas o un periodo de más de 10 horas. Dicho periodo dependerá de lo rápido que uno pueda adaptarse a las reglas del título y el tiempo que se invierta en jugar.

Si se fuera a mencionar un punto en contra de este videojuego, es el que los jefes puedan parecer que son imposibles de derrotar por el hecho de que hay que descifrar los patrones por uno mismo.

El no poder descifrar este tipo de cosa de esa manera puede llevar a frustraciones y hasta dejar de jugar Furi por un buen tiempo o para siempre, todo eso dependiendo de la personalidad del jugador.

Otra cosa que podría tener en su contra es el que la jugabilidad se sienta repetitiva en cuanto a lo que se puede hacer a pesar de que la variedad que permite disfrutar este videojuego está en descifrar los jefes como tal.

Al igual que el primer punto mencionado, las reacciones a esto dependen de la personalidad del que juegue Furi al momento.

A pesar de todo lo mencionado, este título es uno bastante entretenido gracias al estilo de arte escogido, los diferentes lugares a explorar, una buena música que ayuda a enfocar todo esfuerzo en completar el mismo y una jugabilidad que es fácil de entender y pide enfoque total para completar el mismo.

Veredicto

Furi parece ser un típico videojuego tipo hack-and-slash, pero es mucho más que eso. Es un título que pone a prueba las habiliades y paciencia de jugadores con un diseño visual atractivo que provoca recuerdos de series como Afro Samurai.

Su mayor atractivo es el obligar a jugadores a enfocarse más en lo importante, que es en analizar el enemigo y tomar decisiones con calma y precisión. Aunque eso no logre atraer a todo el mundo a pesar de otros elementos interesantes (ej: diseño de personajes), todo aquel que lo juegue hasta el final saldrá mejor por la experiencia junto con la recompensa de poder mejorar aún más.

Es por todo eso que Furi recibe una puntuación de 4 de 5.

Furi está disponible ahora mismo para PC (Steam), PlayStation 4 y Xbox One.

NOTAS:

  • Es parte de la venta de verano de Xbox con un descuento de 25% (33% de descuento para miembros de Xbox Live Gold) hasta el 10 de julio de 2017.
  • Este análisis es posible gracias a una copia suministrada por The Game Bakers para Xbox One.