COMPARTIR

Luego de 5 años, Ubisoft Paris vuelve a traer una entrega de Ghost Recon, un videojuego muy ambicioso que utiliza los mejores elementos de Ghost Recon: Future Soldier para ofrecer una nueva experiencia con demasiado contenido.

Un “Sueño” que resulta ser una pesadilla

La nueva entrega se ambienta en Bolivia, donde el país se encuentra siendo dominado por los narcotraficantes y la política parece estar influenciada por las fuerzas narcotraficantes. Es importante destacar que Ghost Recon: Wildlands no representa la situación actual del país, algo que ha generado controversia.

Al comenzar, vemos cómo un temible narcotraficante llamado “El Sueño” logra obtener gran influencia entre los ciudadanos del país, haciendo que el gobierno permita todo tipo de actividades ilegales por parte del cártel de Santa Blanca.

Todo el contrabando y poder que está ocupando el cártel de Santa Blanca hace que Estados Unidos envíe una fuerza elite llamada Ghost, quienes llegarán a Bolivia con el objetivo de eliminar todo el cártel y llevar el país a la normalidad.

Conociendo al equipo Ghost y lo que puedes hacer con el mismo

El grupo Ghost se compone de cuatro soldados que se enfocarán en realizar misiones por las distintas regiones de Bolivia que los llevará a encontrar y eliminar a los “capos” menores que controlan la producción, distribución de la cocaína y todo el contrabando. Al eliminar cada capo, estaremos más cerca de poder encontrar a El Sueño.

Luego de conocer de qué trata el videojuego, comenzarás en una pequeña área del mapa pero tendrás todo el mapa desbloqueado, por lo que solo debes buscar un vehículo o helicóptero para explorar las más de 20 provincias que posee el gigantesco mapa. Eso sí, cada provincia posee un nivel de dificultad diferente, por lo que debemos tener cuidado al acercarnos a las fuerzas enemigas.

En cada zona, encontraremos objetos de inteligencia que nos llevarán a realizar misiones que darán con el paradero del líder narco de la provincia. Además de las misiones, encontraremos bases enemigas que poseen inteligencia que nos llevan a cosas como armas, accesorios de armas y operaciones rebeldes que se encuentran en dicha provincia. Además, encontraremos suministros que se marcarán para enviar a los rebeldes y utilizarlos como recursos a la hora de subir de nivel alguna habilidad.

Diferentes maneras de cumplir con la misión principal

Realizar las tareas secundarias antes de seguir la trama principal sirve de mucha ayuda, pues podrás encontrar mejor equipo que será de gran ayuda en las futuras misiones. Mientras más recursos rebeldes obtengas, más fácil será poder subir de nivel las habilidades.

No obstante, haremos que los rebeldes aumenten su presencia, lo que será de gran ayuda a la hora de pedir ayuda como solicitar ataques de mortero o enviar un grupo de rebeldes a ayudarnos en combate.

Pero eso no es todo: a medida que progreses en las misiones, subirás de nivel para poder desbloquear distintas habilidades para el dron, el peloton, el soldado que uses o armas. Desbloquear las habilidades require ciertos puntos de nivel, así como cierta cantidad de recursos rebeldes.

La importancia de emplear buenas tácticas para cumplir objetivos

Al igual que en las pasadas entregas, Ghost Recon: Wildlands se distingue por la táctica, haciendo que cada misión ofrezca una experiencia única. Las misiones se dividen en principales y secundarias que nos ponen un gran reto en cuanto a hacer cosas como eliminar enemigos, interrogar a un objetivo, colocar micrófonos o destruir infraestructuras.

Las misiones se pueden jugar tanto en sigilo como llenas de acción sin tener que preparar una estrategia para salir victorioso. Eso sí, muchas de ellas serán de sigilo, pues los enemigos no deben detectarte o simplemente te encantará utilizar el dron para dar comandos a tus compañeros (si juegas en solitario).

Las zonas poseen distintos niveles de dificultad al punto que si decides atacar una zona con un nivel de dificultad bastante alto, los enemigos acabarán contigo con facilidad si intentas jugar al “estilo Rambo”; por lo tanto, necesitas crear una buena estrategia junto a tu equipo.

Lo que me ha gustado es que las posibilidades tácticas son muy altas, pero a veces deja mucho que desear puesto a que la IA de nuestros compañeros (algo que dependerás mucho en el modo solitario) pudo haber sido mejor. En algunas ocasiones, serás abatido y los compañeros del equipo tardarán en ir a revivirte.

Con el pasar de las horas, el videojuego puede convertirse en algo repetitivo pues se sigue el mismo patrón de buscar información relevante para desbloquear misiones principales, llegamos al lugar de la misión, acabamos con los enemigos y completamos el objetivo.

Todo es mejor con buena compañía

No hay duda de que Ghost Recon: Wildlands está diseñado para jugar en compañía y más si es con personas que conoces. El cooperativo de 4 jugadores ofrece una experiencia completamente diferente, pues al tener comunicación con tus colegas podrás realizar más opciones para completar las misiones, en especial cuando los cuatro jugadores se toman el trabajo en serio y su único enfoque es completar las misiones lo más estratégico posible.

El título también posee un sistema de matchmaking que nos pone a jugar junto a jugadores desconocidos. Esa opción a veces resulta ser una muy frustrante, pues podrás encontrar jugadores que de verdad desean jugar en serio, mientras que otros solo quieren trolear y dañar la experiencia de juego de los demás.

Bolivia: una tierra llena de sorpresas, espectaculares diseños y cierta debilidad

La calidad gráfica de Ghost Recon: Wildlands es superior a lo que vimos en la fase beta; de hecho, se puede ver que el trabajo de Ubisoft ha sido increíble y se nota que el estudio utilizó todo su conocimiento en el desarrollo de videojuegos de mundo abierto. La diversidad de paisajes que definen a Bolivia es impresionante y nos permite disfrutar de un enorme mapa con lugares únicos.

El videojuego cuenta con un sistema de ciclos entre día/noche y cambios climáticos, lo que aportará una experiencia más completa, en especial a la hora de realizar las misiones. En algunas ocasiones, encontraremos problemas en la carga de texturas y solo funciona a 30 imágenes por segundo en PlayStation 4 y Xbox One.

Otro de los puntos débiles de Wildlands es el sistema de control de los vehículos, pues volar un helicóptero es muy incómodo al igual que varios de los vehículos que encontramos en el videojuego. La física parece no existir, pues al chocar contra un objeto el auto se mueve en varias direcciones, haciendo que perdamos el control con mucha facilidad.

Uno de los detalles que no me ha gustado del diseño de los mapas es que en varios lugares las piedras en las montañas parece que fueron ubicadas de forma incoherente. Por ejemplo, cuando vas a subir una montaña, a veces te quedas estancado porque las rocas te impiden crear una ruta para llegar a tu objetivo.

El título se encuentra completamente en español y la música del mismo es completamente variada, en especial cuando escuchas la emisora de radio en los vehículos. Por su parte, los efectos de sonido son de gran calidad y si posees unos buenos audífonos podrás disfrutar de una gran experiencia.

Veredicto

Esperar 5 años para jugar otro videojuego de Ghost Recon valió la pena, ya que Wildlands lleva la saga a otro nivel con un extenso mapa y opciones multijugador que está diseñado para que los jugadores disfruten al máximo de todo el contenido que incluye.

A pesar de ser un gran título, Ghost Recon: Wildlands tiende a volverse medio aburrido por la monotonía de las misiones y objetivos. No obstante, a pesar de sus defectos, el videojuego posee una historia muy interesante, siendo un título muy recomendable para todos los jugadores que desean disfrutar de una buena historia o simplemente disfrutar de un juego cooperativo.

Ghost Recon: Wildlands recibe una puntuación de 4 sobre 5, lo cual lo convierte en un LIKE.

Hemos realizado la reseña gracias a un código de Xbox One que nos envió Ubisoft para probar el videojuego.