COMPARTIR

Jennifer Lawrence regresa a la pantalla grande en un rol que seguramente va dejar a muchas personas un poco incómodo.

Red Sparrow es una novela del mismo nombre donde nos trae a la bailarina de ballet rusa Dominika Egorova quien ve su vida cambiar de forma dramática cuando su carrera cae a un abrupto final. Forzada a entrar a una escuela de espías llamados Red Sparrow donde tendrá que usar su cuerpo para , entrará a un conflicto donde hay una conspiración entre los espías rusos y estadounidenses.   

El tema del nuevo proyecto del director Francis Lawrence es el poder, ya sea el el poder físico o el sexual que puedas imponer en tu figura. Lo cual algunas de sus escenas podrían incomodar a muchos de espectadores por la forma en que presentan estas figuras. Cuenta con gran similitud a los orígenes del personaje de Black Widow de los cómics de Marvel. Va mantener cautivo a su audiencia con el misterio que rodea alrededor de ella, y cómo podrá salir viva detrás de todo esto.  

Aparte del misterio principal que hay en la trama en esta película, hay una de las escenas más dolorosas que nunca había visto en la pantalla grande. Es tan fuerte la tortura, que no desearía que fuese impuesta a las personas que no tengo una buena opinión.   

A parte de Lawrence, el elenco consiste de Joel Edgerton, Matthias Schoenaerts, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker, Ciarán Hinds, Joely Richardson y Bill Camp. Una de las cosas que más sorprende es la habilidad de Lawrence es perder su acento ruso en múltiple ocasiones. Sin embargo, algo que no hay duda es cuan hermosa es ella. Mientras que Matthias Schoenaerts tiene un gran parecido con el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin. Lo que hace que una escena en el tercer acto tenga una sensación un poco rara dentro de todo este panorama político.

La fotografía del filme hace evocar claramente la guerra fría, cual hará pensar en ocasiones que la película esté ocurriendo durante la década del 1980’s. Por lo cual un poco más de saturación en los colores pudo haber sido mejor.  

Red Sparrow es una película que no puedo recomendar a muchas personas por su contenido en escenas de sexo y de tortura. A pesar que la actuación de todo su elenco es realmente mixto y la mayoría de ellos pierden sus acentos en múltiples ocasiones. Sin embargo, muchas personas podrían salir satisfecho a como parte de la trama se desarrolla. Ya que está es una película de espías totalmente distinta a lo que se ha visto en James Bond, Jason Bourne o en Atomic Blonde.

Recuerda seguirnos en Facebook, Youtube y Twitter@yosoyungamer o pendientes nuestra página yosoyungamer.com