COMPARTIR

Lisbeth Salander hace su regreso a la pantalla grande con The Girl in the Spider’s Web, la entrega de la serie Millenium. Lo que hace el regreso distinto es que esto es un reboot de la franquicia al contar con Claire Foy en el rol principal

En esta ocasión Salander se topa con fantasmas de su pasado luego que un ex analista del NSA, le iba entregar un peligroso programa. Este fantasma va estar abriendo heridas y causando más problemas a la ahora vigilante.

Para fanáticos de las otras cuatro películas se sorprenderán del repentino cambio de tono que trae la historia. En esta ocasión tenemos algo parecido a una película de James Bond, en especial por los villanos y el objeto deseado por los diferentes grupos. También tenemos un vistazo a la tecnología cómo opera de forma no real produciendo momentos realmente sorprendente, lo que aumentará la comparación a una película de superhéroe o de espionaje.  

Claire Foy es lo mejor que tiene la película. Ella le trae un peso emocional a su personaje, que está a la par con la historia que nos presenta. Y es bueno verla a ella y LaKeith Stanfield, quien interpreta al agente de la NSA, en roles un poco distintos a proyectos anteriores.

Está adaptación es la primera en no ser basada por el autor original y se nota. Los personajes no se sienten como los que conocemos. Mikael está aquí de la manera más innecesaria, y sabemos que esta aquí por que fue uno de los personajes centrales de las pasadas películas. Sverrir Gudnason, quien interpreta a este personaje, es demasiado joven para interpretarlo.

Por más que diga que me hubiera dicho que no lo coja en serio, no podía. Ella era una buena hacker, quien podía conseguir información fácilmente. Aquí ella pone en práctica lo que hemos visto en Watch_dogs. El acceso que tenía en la palma de su mano con su teléfono inteligente no era muy creíble.

The Girl in the Spider’s Web va entretener a muchos los muchos los que vayan a verla. Pero al ponerla con las otras películas de la serie, sus debilidades sobresalen. Lo más triste de esto es que las dos películas anteriores de su director, Fede Alvarez, fueron geniales. Tal vez una serie podría ser el futuro de la franquicia, donde podría explorar un poco más la relación entre los personajes e ir estableciendo las bases para múltiples historias basada en las cinco novelas. Mientras tanto, esta chica podría esperar un poco más en lo que hace su regreso a la pantalla grande o en otro medio.