COMPARTIR

Los videojuegos son acusado nuevamente por violencia en el mundo real. Un grupo de legisladores de Pennsylvania presentaron la iniciativa 109 que busca imponer un impuesto de 10% la venta de videojuegos violentos en una medida para justificar la violencia de armas de fuego que ha ocurrido en diferentes partes de Estados Unidos.

El dinero utilizado por el posible impuesto sería utilizado para la recién creada Digital Protection for School Safety Account.

“En los últimos años, los actos de violencia en las escuelas parecen estar ocurriendo con más frecuencia y con mayor intensidad”, dijo en un memorando de septiembre del senador republicano Christopher B. Quinn sus compañeros de la Cámara. “Desde Colorado hasta Connecticut hasta los más recientes en Parkland, Florida, los estudiantes han experimentado acciones impensables por parte de compañeros en un lugar que debe promover el aprendizaje y el enriquecimiento, la seguridad y la protección. Un factor que puede estar contribuyendo al aumento y la intensidad de la violencia escolar es el material que los niños ven y representan en los videojuegos. ”

Quinn también señaló un artículo reciente del Centro Nacional para la Investigación de la Salud que dice que “los estudios han demostrado que jugar videojuegos violentos puede aumentar los pensamientos, comportamientos y sentimientos agresivos tanto a corto como a largo plazo. Pero también omite convenientemente otra sección del mismo artículo que hace una distinción entre agresión y violencia, y señala que no hay evidencia clara que respalde la suposición de que el aumento de la agresión produce más actos de violencia letal o conducta criminal.

La Entertainment Software Association (ESA) consideró que esta iniciativa una clara violación a la Constitución de los Estados Unidos, citando la disputa legal Brown v. Entertainment Merchants Association & Entertainment Software Association, donde se determinó que los videojuegos, como otras formas de expresión y obras creativas, están protegidos por la Constitución de Estados Unidos.